Muerte a todo lo que es Web 2.0.