Después de un largo descanso, (desde el jueves) volvemos a las labores, y lo primero que hago es dirigirme al email, y qué veo ? una ardua tarea, como mínimo un ciento de emails, fueran más pero Gmail tiene un buen filtro antispam que la verdad ni me preocupo de ver si algún email “verdadero” se fue para esa carpeta, aparte que me ahorra la borrada de un buen grupo aunque siempre hay más de algún colado, por otro lado a la cuenta de Intelnett que también uso, le he creado una buena cantidad de reglas anti-spam ahorrándome otro dolor de cabeza, sin embargo sigue siendo un fastidio el tener que vivir con emails “verdaderos y falsos”.

Cuándo será el día que alguien realmente tenga una solución al spam?