Siempre he pensado que la mac mini es demasiado femenina para utilizarla jeje, así que ahora que tuve una en mis manos en la oficina, decidimos quitarle lo femenino y la volvimos hombre instalándole Ubuntu :D.

Ahora tengo dos sistemas operativos que me ayudará mucho más a trabajar 😉 y de paso rescaté una mac mini de la perdición xD.