¿Existe en verdad el Ratoncito Pérez?

Me recuerdo que de niño tiré un par de veces mis dientecitos sobre el tejado para esperar dinero debajo de la almohada y otro diente a cambio 😛